Qué hace el agro para adaptarse a las nuevas tecnologías

Qué hace el agro para adaptarse a las nuevas tecnologías

¿Qué rol juega el agro en las transformaciones actuales que suceden en el mundo? Para responder esto, primero debemos entender que la cuarta revolución industrial ya comenzó y, tal como sucedió en las anteriores, transformó la vida de las personas de manera radical. Este acontecimiento conlleva transformación de puestos de trabajo, redistribución de ingresos y generación de nuevos conocimientos que avanzan a un ritmo más acelerado que la educación.

Esta revolución se diferencia de las anteriores por la enorme velocidad de cambio y porque no se trata de una única tecnología que se está desarrollando, sino de un conjunto de varias que están progresando de manera simultánea y que cooperan entre sí, generando un cambio completo de paradigma. Para citar algunos ejemplos podemos mencionar a la robótica, comunicaciones e imágenes satelitales, ingeniería genética, biotecnología, nanotecnología, neurotecnología, energías renovables, internet de las cosas (IoT, Internet of Things), impresoras 3d y drones. Todo esto converge en grandes volúmenes de datos digitales (BigData) que permite mediante inteligencia artificial (AI) llegar a conclusiones y capacidades jamás alcanzadas hasta el momento.

La agroindustria y todas sus cadenas de valor son las más afectadas. La tendencia de la producción de alimentos va hacia la automatización total, combinando la maquinaria con tecnologías digitales. La presentación del tractor inteligente autónomo sin cabina y los eCommerce que eliminan intermediarios entre productor y consumidor son apenas la punta del iceberg. El cambio es profundo, ya hay nuevos puestos de trabajo y se seguirán creando otros que requerirán mayor capacitación, y esto genera un enorme desafío en el sector educativo.

Existe un gran interés sobre el tema, que se vio reflejado en la jornada AgTech el mes pasado en la Universidad de Belgrano. Los emprendedores de BoosterAgro, Enbaca, Skyagro y Sismagro comentaron sus experiencias y cómo ven al sector. También se hicieron presentes la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional y la empresa Nest. Federico Mayer, integrante del Club Agtech explicó que alrededor de estos emprendimientos existe un ecosistema AgTech, conformado por productores, inversores, incubadoras, aceleradoras, entidades públicas y privadas que acompañan este proceso de cambio.

Además, en la Bolsa de Comercio de Rosario viene de hacerse otro evento, denominado Hackaton Agro, que convocó a los jóvenes para que desarrollen ideas tecnológicas con foco en los problemas de las áreas de producción sustentable, logística, infraestructura y acuicultura. Se cree que los países menos desarrollados son los que obtendrán mayores beneficios, aunque los países del primer mundo serán los primeros en adaptarse.

Hay muchas opiniones contrapuestas sobre este tema. Algunos son más optimistas que otros, pero lo que está completamente claro es que las empresas agropecuarias deberán seguir innovando e incorporando tecnología a gran velocidad para no formar parte de la gran lista de empresas que pasaron a la historia por la aparición de una app.

El autor es CEO & Founder de Sismagro

 

Fuente:

La Nación

(Visited 4 times, 1 visits today)

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *